sábado, 8 de noviembre de 2014

FAGEX condena la manifestación fascista de Badajoz del 1 de noviembre

La Federación de Asociaciones Gitanas Extremeñas (FAGEX) denuncia la celebración en Badajoz, el pasado día 1, de una manifestación neonazi –autorizada por la Delegación del Gobierno en Extremadura, pero de dudosa legalidad–, que ha supuesto un grave ataque a la convivencia ciudadana y ha expuesto a un peligro innecesario a las vecinas y los vecinos, gitanos y no gitanos, que habitan en la zona.

La marcha, convocada por organizaciones ultraderechistas como el Movimiento Social Republicano y la Liga Joven, tuvo como pretexto homenajear a Ramiro Ledesma,  ideólogo fascista y fundador del nacional-sindicalismo español. Para ello, medio centenar de personas se dieron cita en Badajoz el 1 de noviembre junto a la escultura de Ibn Marwan, en un barrio multicultural donde predomina la población gitana, provocándose altercados que motivaron la intervención de la policía. FAGEX también ha recordado el 2 de Agosto, el día de la memoria de Samudaripen/Porrajmos (literalmente, “Devoración”), el Holocausto sufrido por el Pueblo Rroma que provocó la muerte a manos del régimen nazi de 800.000 gitanos y gitanas de toda Europa.


Diversas organizaciones de Badajoz, entre ellas el PSOE e IU, la CNT, la Asamblea Universitaria, Alcampus y las Juventudes de CCOO y UGT, ya expresaron su desacuerdo ante la autorización de dicha manifestación, por incumplir bases legales de nuestro ordenamiento jurídico. FAGEX comparte el rechazo a esta manifestación ultra, pues no sólo era una clara e intolerable provocación al resto de la ciudadanía que desea vivir en paz, sino que incumplía preceptos constitucionales y legislativos, como la Ley de Memoria Histórica.

En efecto, la marcha neonazi entrañaba un alto riesgo de alteración del orden público, con peligro para personas y bienes, razón por la cual debió ser prohibida por la autoridad en cumplimiento de la Constitución Española. Asimismo, a juicio de FAGEX se contravino la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, “por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura”, y que obliga a las administraciones públicas a tomar las medidas oportunas para evitar la exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la representación de la Dictadura. A pesar de ello y de la oposición mostrada por las citadas organizaciones, el Delegado del Gobierno en Extremadura, Don Germán López Iglesias, autorizó dicha manifestación.

Por todo lo cual, la Federación de Asociaciones Gitanas Extremeñas emite el presente comunicado, que dirige a las instituciones públicas, las organizaciones sociales y los medios de comunicación y a través de ellos al conjunto de la sociedad extremeña:

Primero. FAGEX declara su condena frontal de toda manifestación que, como la del 1 de noviembre en Badajoz, atente contra la tolerancia y la igualdad, pilares de la convivencia ciudadana.

Segundo. Lamenta que los derechos sociales, tanto de la sociedad mayoritaria como de minorías como la gitana, puedan ser cuestionados con impunidad por grupos de ideología totalitaria y excluyente.

Y tercero. Expresa su rechazo a que las administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, autoricen y en consecuencia den amparo legal a este tipo de manifestaciones, que trascienden los límites de la libertad de expresión y de la convivencia, por lo que pide explicaciones a la autoridad competente por los sucesos de Badajoz el 1 de noviembre y exige que en el futuro hechos antidemocráticos como éste no se repitan en nuestra tierra jamás.


En Badajoz, a 7 de noviembre, 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada